¿Cómo debo cuidar mis pies y cuáles son las consecuencias de no hacerlo?

Los pies son una parte importante de nuestro cuerpo, siendo la base de nuestro movimiento y la raíz de muchos de los problemas de salud debido al descuido. (cuidado de los pies)

El pie está formado por una intrincada red de músculos, tendones, ligamentos, fascia y huesos (la cuarta parte de tus huesos están en los pies), solo la planta del pie tiene mayor densidad de terminaciones nerviosas que cualquier otra zona del cuerpo, ofreciendo la misma riqueza sensorial que las manos. (Burdalo, 2017).

Más del 80% de la población sufre algún problema en los pies. Éstos deben soportar a diario nuestro peso corporal y se encuentran sometidos a continuas agresiones. No es de extrañar que las patologías que les pueden afectar sean frecuentes y diversas. Aun no tratándose de enfermedades graves (excepto en personas diabéticas o con problemas circulatorios), las lesiones en los pies pueden llegar a ser muy molestas, y pueden incluso deteriorar la salud y mermar nuestra calidad de vida. En la mayoría de ocasiones la adopción de una serie de medidas higiénicas y la elección de un calzado adecuado, como de plantillas ortopédicas en puebla, puede prevenir o en cualquier caso, paliar muchos de estos problemas. (Muñoz, 2002)

Las afecciones de los pies, son causa frecuente de incapacidad pero suelen no ser reportadas espontáneamente. Los trastornos de la marcha, la inmovilidad prolongada y las caídas recurrentes pueden ser formas de presentación de alteraciones sistémicas generales y/o estáticas o dinámicas del pie.

¿Cuáles son las principales afectaciones que puede llegar a presentar mi pie?

Las afectaciones en el pie son diversas y tan solo algunos de los ejemplos son los siguientes:

  • Callos 
  • Espolón calcáneo
  • Fascitis plantar
  • Hongos
  • Juanetes
  • Pie de atleta
  • Pies cavos
  • Pies planos
  • Pies zambos
  • Uñas encarnadas
  • Deformidades congénitas del pie 
  • Enfermedad de Freiberg
  • Esguince de tobillo
  • Dedos en martillo
  • Enfermedad de sever
  • Dedos en garra
  • Entre otras.

¿Cuáles son las recomendaciones básicas de cuidado para los pies?

  • Haga ejercicio diariamente, durante 1 hora, para mejorar la circulación 
  • Acuda periódicamente a su médico para controlar posibles patologías como la diabetes, pie cavo, pie valgo u otras; 
  • No fumar, el tabaco estrecha las arterias y hace que el aporte de oxígeno a sus pies sea mucho menor 
  • No caliente los pies directamente con una fuente de calor (bolsas de agua, radiadores, mantas eléctricas, etc.), si tiene la sensibilidad alterada puede sufrir quemaduras. 
  • No se siente con las piernas cruzadas ni permanezca de pie en la misma posición, durante un tiempo prolongado. 
  • Se debe tener una adecuada higiene 
  • Uso de zapatos adecuados
  • Cuidado de heridas, infecciones y patologías del pie mediante los dispositivos o productos recetados por un especialista

Dentro de los puntos anteriores es de vital importancia la elección de un calzado adecuado ya que en ocasiones no somos conscientes de las complicaciones que nos puede comportar el uso de un calzado «estético» si bien poco confortable. En el caso de las mujeres, hay que tener en cuenta que un calzado con excesivo tacón ocasiona presiones en los pies más intensas en su parte anterior, y puede dar lugar a alteraciones anatómicas y funcionales. Tenemos que elegir zapatos que sean de piel para que permitan la transpiración del pie y que se adapten perfectamente a nuestra horma para que no aprieten ni rocen. Asimismo, es recomendable no usar dos días seguidos el mismo calzado y dejarlo secar. Se deben utilizar medias o calcetines de fibras naturales y cambiarlos a diario ya que, además de impregnarse del olor de nuestros pies, se ponen rígidos y provocan rozaduras. (clínica de evaluación del pie puebla)

En cuanto a la higiene diaria, tanto individuos sanos como enfermos deben adoptar una serie de hábitos para conseguir una adecuada atención de sus pies. Los pies se deben lavar a diario. Para el lavado no se utilizará agua excesivamente caliente ni se dejarán los pies en remojo durante demasiado tiempo; asimismo, se debe utilizar jabones no excesivamente agresivos aunque sí ligeramente antisépticos y desodorantes. Tras el lavado, se deben secar bien, prestando especial atención a las zonas interdigitales. Las uñas deben cortarse en línea recta y no más allá de donde termina la yema del dedo. En el caso de tener la piel excesivamente seca es muy útil la aplicación de una crema hidratante después del baño, que proporcionará a la piel la elasticidad necesaria para que actúe como barrera natural.

Como cualquier proceso de rehabilitación este debe ser progresivo, un cambio radical solo puede traernos problemas en forma de lesiones, haciendo las cosas poco a poco conseguiremos recuperar la salud de nuestros pies.

Con dos simples gestos podemos conseguir grandes cambios:

Asiste con tu medico ortopedista u especialista en ortesis para una evaluación del pie en puebla que permita detectar las patologías que presenta y así colocar los dispositivos que te ayuden a mejorar tu calidad de vida.

Cambia tu calzado. Cuando necesites un nuevo par de zapatos o zapatillas, mira modelos minimalistas y ve alternando su uso con tu calzado tradicional, recuerda el concepto de progresividad que comentábamos anteriormente.

Cualquier calzado minimalista debería cumplir estas reglas básicas:

  • Flexibilidad: no debe limitar el movimiento del pie en ninguna dirección.
  • Puntera ancha: que no comprima los dedos.
  • Sin amortiguación: suela fina, que proteja, pero permita sentir el terreno.
  • Mínimo “drop”: se conoce como drop a la elevación del talón, o desnivel entre el talón y el metatarso. El calzado normal tiene 10-12 mm de drop, mientras que lo ideal sería cero. Pero conviene hacer una reducción gradual. Empezar con 4-8 mm es aceptable.

Nuestra clínica de evaluación del pie en Puebla cuenta con tecnología de punta para la evaluación y realización de plantillas ortopédicas a medida, te atendemos con gusto.

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.

(SALUD, 2019)

Referencias

Burdalo, M. A. (5 de 10 de 2017). Plenum pilates. Obtenido de https://plenumpilates.com/empieza-la-base-empieza-recuperar-tus-pies/

Muñoz, M. J. (Abril de 2002). ELSEVIER. Obtenido de https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-higiene-cuidado-los-pies-13028947

SALUD, O. P. (2019). Cuidado de los pies. Obtenido de http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/gericuba/guia07.pdf