Enfermedad de Ledderhose categorizada como rara.

 

En octubre del 2013 una mujer de 63 años asiste a consulta expresando sentir un borde extraño en el zapato del pie izquierdo, al pedirle que describa el objeto refiere sentirlo como “si tuviera una piedra”.

Su zapato no presentaba ningún cuerpo extraño, y podría parecer un problema psicológico a simple vista si solo nos enfocamos en revisar el calzado, pero esta paciente fue diagnosticada a la edad de 15 años con ENFERMEDAD de LEDDERHOSE.

          Si gustaría conocer más del caso, puedes ingresar a la siguiente liga donde explica a detalle su proceso y análisis genético familiar: https://bit.ly/2NQpAEC

¿Qué es la enfermedad de ledderhose?

Esta enfermedad consiste en la proliferación benigna de fibroblastos y colágeno (elementos presentes en el tejido conectivo de la planta del pie) a nivel de la fascia plantar.

Si bien su incidencia es muy baja por lo cual puede ser catalogada como enfermedad rara, algunos autores también se refieren a ella como fribromatosis benigna.

El especialista en reumatología J. Damiano (2016), menciona en su artículo que:

       “La mayoría de los casos corresponden a adultos de mediana edad, pero también puede afectar a los niños. En el aspecto etiológico se señala un origen genético, pero con un modo de transmisión mal conocido y heterogéneo”

Tiende a presentarse principalmente en el sexo masculino y de tez blanca, la edad de presentación se encuentra en un rango desde la infancia hasta la sexta década de la vida.

De origen desconocido, existen ciertos factores que pueden influir en su aparición como:
  • Antecedentes familiares en un 13% de probabilidad.
  • Presencia de Enfermedad de Dupuytren.
  • Traumas repetitivos en la planta del pie.
  • Diabetes.
  • Dislipidemia.
  • Epilepsia principalmente en pacientes que tienen como tratamiento fenobarbital. Strzelczyk y colaboradores en (2009) comunicaron 3 casos recurrentes. Esta información mostró que el tratamiento continuo con fenobarbital originó la enfermedad de ledderhouse y los resultados fueron discapacidad por largo tiempo y numerosas intervenciones quirúrgicas innecesarias.
Síntomas y signos.

La principal característica es la aparición de nódulos o abscesos que pueden estar localizados en la región superficial de la planta del pie, sin generar molestia, pero cuando estos aumentan de tamaño y se van infiltrando hacia capas más profundas del pie pueden generar molestia al estar de pie e imposibilitar la marcha.

Solo en algunos casos cuando el nódulo alcanza a infiltrarse en fibras musculares correspondiente a los músculos flexores de los dedos es que se logra apreciar retracción de los dedos (dedos en garra).

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza clínicamente, por medio de estudios de gabinete como el ultrasonido y para ser más precisos en las dimensiones del nódulo por medio de una resonancia magnética.

Al ser una enfermedad poco conocida es necesario realizar un diagnóstico diferencial con fascitis plantar y tumores de partes blandas, principalmente en pacientes con un factor de riesgo alto como en los casos de deportistas de élite, pacientes diabéticos y con presencia de enfermedad de dupuytren.

Tratamiento

Los tratamientos van desde el tratamiento conservador, farmacológico y quirúrgico.

El factor a determinar el tipo de tratamiento lo determinará el especialista del área de la salud de acuerdo a las características de los nódulos y estructuras afectadas.

En el caso del tratamiento conservador, el especialista del área de la salud indicará un soporte plantar para liberar la zona comprometida a medida de acuerdo a las características anatómicas del paciente y acompañado de sesiones de fisioterapia donde se implementarán estiramientos y agentes físicos principalmente en las fases iniciales.

Cuando el proceso tiene un tiempo de evolución mayor se administran ciertos fármacos para disminuir el tamaño del o los nódulos.

Cuando los nódulos son extremadamente incapacitantes se recurre a la intervención quirúrgica, posteriormente se recomienda realizar un estudio de la marcha tanto estática y dinámica y si es necesario utilizar plantillas ortopédicas para regular las presiones plantares y prevenir una reaparición de los nódulos. 

Nuestra clínica de evaluación del pie en Puebla cuenta con tecnología de punta para la evaluación y realización de plantillas ortopédicas a medida, te atendemos con gusto.

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.

 

 Referencias

al., S. A. (2009). Phenobarbital/other antiepileptic drugs: Recurrent. Reactions, 24-28.

Buller, E., Buller , E., & Cabello, J. (2013). Enfermedad de Ledderhose familiar. Revista Clínica de Medicina de Familia .

Damiano, J. (Febrero de 2016). Enfermedad de Ledderhose. EMC- Podología, 18, 1-5.