Impacto social de las amputaciones en México

 

Sabías que en México se realizan 75 amputaciones diariamente de acuerdo a datos que proporcionó la Academia Nacional de Cirugía hasta el 2015.

Considerando el dato anterior al año son 27,375 personas aproximadamente que desafortunadamente fueron sometidos a una cirugía para retirar alguna extremidad.

El INEGI reporta hasta el 2015 cerca de 780 mil personas amputadas.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2012 mencionan que son más de 5 millones de personas las que presentan una incapacidad para desplazarse dentro de esta cantidad se consideran a las personas con una amputación de miembros inferiores.

Si bien, son cifras alarmantes que no pueden pasar desapercibidas y requieren de un proyecto de prevención. Ubicando los factores causales que conllevan a una amputación.

En el Acta de la Sesión del 4 de marzo del 2015 por la Academia Nacional de Medicina la Dra. Martha Hijar Medina Secretaria Técnica del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), comentó que existe muy poca información confiable que hable sobre la magnitud del problema de los amputados en México. Por lo que es fundamental identificar las causas más frecuentes de amputación en nuestro país.

En esta misma sesión indicaron que la Diabetes Mellitus Tipo 2 (DT2), es la patología causal número uno con 82% de los casos debido a enfermedades vasculares derivadas del deterioro de la salud por la DT2, particularmente en estos casos el 90% de los pacientes empezaron con una ampolla o lesión en el pie de largo periodo de evolución, que pudo tener un adecuado tratamiento, pero como muchos de ellos desconocen ser diabéticos, llegan al desenlace de tener que ser intervenidos quirúrgicamente.

 

Una minoría de pacientes con alguna amputación es representada por el 16% debido a un proceso traumático.

El tercer grupo con un 3% corresponde a amputaciones por  tumores malignos o causas congénitas.

Ahora conociendo estos datos pueden surgir algunas preguntas como:

¿Dónde están todas esas personas reportadas con alguna amputación?

Posiblemente algunas tuvieron la suerte de entrar algún programa de rehabilitación y protetización por parte de una institución de salud pública, otros están pagando por un programa en el sector de salud privado y la mayoría se han quedado en periodo de latencia social.

Por ejemplo, el IMSS debido a sus pocos recursos atiende solo a los amputados por accidente de trabajo y de acuerdo a los datos proporcionados anteriormente, son la minoría.

El DIF nacional solo cuenta con 11 unidades en todo el país donde se fabrican 400 prótesis al año debido a sus escasos recursos.

El Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) aporta 120 prótesis por año.

El Hospital Militar también tiene un programa de rehabilitación y protetización, pero no reporta el dato preciso.

El CRIMAL IAP Querétaro institución privada produce prótesis para 130 pacientes al año.

Los CRIT utilizan el sector privado para la realización de sus prótesis, proporcionando a 775 pacientes al año.

¿Qué pasa con un paciente después de la amputación?

A partir de esta pregunta se pueden derivar varias cuestiones, pero la principal es el estado físico y emocional, los periodos de latencia o inactividad de los pacientes va a depender de las características de cada individuo y el motivo por el cual se tuvo que realizar la cirugía, las personas con mayor lapso de latencia son los que presentan Diabetes Mellitus Tipo 2 pero son los que a veces pasan por el periodo de duelo más rápido, sucede todo lo contrario con los pacientes que tuvieron un accidente traumático que conllevo a la amputación.

Además de ser una alternativa para el alivio del dolor, la amputación se constituye en una posibilidad de estar con vida, principalmente para los pacientes portadores de neoplasias. Este es, considerado un procedimiento que debe ser realizado, a pesar de todas las consecuencias físicas y psicológicas, pues por medio de este, se puede prolongar la existencia. La esperanza de salvación de todo el cuerpo es un factor importante para tomar la decisión y la opción de la cirugía. La muerte es el término, y, esta debe ser evitada, siendo valorado el sacrificio de pérdida de una parte del cuerpo (Oliveira & Roseira, 2007).

¿Cuáles son los impactos sociales en las personas con una amputación?

Son las acciones que van a generar cambios en los aspectos intrapersonales e interpersonales, en el entorno en el que se desenvuelve el individuo.

Como en las actividades de la vida diaria, su cultura, la inclusión a su comunidad (cohesión, identidad, independencia, etc.), las medidas que implementa el gobierno y los sectores públicos y privados de salud, sus metas, su familia, las aspiraciones, entre otras.

Derivado de un aumento de amputaciones en México en los últimos 20 años se han tomado medidas de rehabilitación dependiendo del factor causal, con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente para tener una adecuada inclusión a su entorno.

El INR ha implementado el  proceso de protetización posoperatorio, indicando el uso de prótesis a las 48 horas permitiendo al paciente iniciar el proceso de ambulación, suceso que marca diferencias en cuanto al tratamiento de protetización en pacientes que fueron intervenidos por lesión traumática; acción que genera un gran impacto en el individuo tanto físico y emocionalmente.

Lo importante tanto en el sector público y privado de salud es realizar una adecuada rehabilitación y protetización personalizada, con un adecuado grupo multidisciplinario.

Con el fin de entregar una prótesis que sea una herramienta para la inclusión a la sociedad, donde el paciente tenga los conocimientos para desenvolverse adecuadamente.

 

Nuestra clínica de evaluación del pie en Puebla cuenta con tecnología de punta para la evaluación y realización de plantillas ortopédicas a medida, te atendemos con gusto.

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.

 

Referencias

Hijar, M. (2015). Epidemiología de las . “Los amputados. Un reto para el Estado” (págs. 2-3). México: Academia Nacional de Medicina.

Oliveira, G., & Roseira, M. (Marzo – Abril de 2007). La amputación bajo la percepción de quien la vive un estudio desde la óptica fenomenológica. Latino -am Enfermagem, 15(2).

Vázquez, E. (2015). “Los amputados. Un reto para el Estado”. introducción (págs. 1-2). mexico: Academia Nacional de Medicina.