Invirtiendo en tu Familia

¿Cuándo calzar a un niño?

Sabías que… el pie no ha nacido para ser calzado, siendo la única función de este,  aplicar bajo la planta protección  y

amortiguando la sensibilidad táctil del pie que en el paso tiene un efecto negativo.

 Esto es porque el pie nace como órgano sensitivo-sensorial mucho antes que la mano, que adquiere su maravillosa sensibilidad a partir del octavo mes de vida; siendo la información táctil y exteroceptiva a cargo del pie, que el recién nacido mueve en todas direcciones.

Mientras se completa el periodo informativo, el pie inicia el ejercicio de la deambulación, el niño corre, salta, pedalea, pero no abandona su posición horizontal. Estando ya preparada las estructuras de la marcha, pero no las del equilibrio, el niño camina sin apoyarse; en esta época no conviene privar al niño de su sensibilidad, por lo que no es recomendable calzar al niño antes de que inicie la deambulación espontánea siendo entre los 12 y 14 meses de edad; calzándolos solamente con protección térmica, calcetines ligeros de algodón o lana muy suave, solamente al aire libre y en medios fríos, solo cuando el paso adquiere automatismo y deja de ser un juego para convertirse en un instrumento, entre los 16 y 18 meses, protegiendo al pie contra posibles obstáculos que lo lesionen al caminar, se tiene que calzar.

El zapato tiene que ser un número más grande que la medida del pie, para que quede libre el dedo gordo, siendo recomendable, en la práctica, adoptar como medida la de un dedo transverso por delante del dedo gordo, un zapato más corto sería rápidamente inservible, y uno más largo le ocasionará  un cansancio y deformación del calzado.

¿Cuándo resulta demasiado pequeño un calzado?

Cuando el zapato le queda realmente pequeño a un niño no lo dice y no se da cuenta, generalmente si se llega a quejar es causado por capricho y no existe justificación alguna y solo en casos excepcionales las quejas corresponden a la verdad. Plantillas ortopédicas en puebla.

El criterio para sustituir el calzado que se ha quedado pequeño es en base al crecimiento del niño:

  • De 1a 3 años: cada mes.
  • De 3 a 6 años: cada dos meses.
  • De 6 a 10 años: cada dos/tres  meses.
  • De 10 a 12 años: cada tres/cuatro meses.
  • De 12 a 15 años: cada cinco/seis meses.

[i] ORTESIS DEL PIE. Tratamiento Ortésico de las alteraciones biomecánicas de la marcha. VALENTE VALENTI.

Samuel David Medina Bueno, Lic. en Ortesis y Prótesis, UNSAM, BS. AS. Argentina.

Nuestra clínica de evaluación del pie en Puebla cuenta con tecnología de punta para la evaluación y realización de plantillas ortopédicas a medida, te atendemos con gusto.

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.