Plantillas ortopédicas para el pie cavo

El pie cavo es una reestructuración de los huesos del pie por un exceso de arco plantar, provocando una mayor concentración de peso en puntos específicos de la planta del pie.

El desequilibrio de presiones en la planta del pie en una persona con pie cavo, las zonas del talón y el antepié están sometidas a un aumento de presión de acuerdo con la fórmula : “Presión = Fuerza / Superficie”. Con la utilización de plantillas ortopédicas, se rellena la zona correspondiente a los arcos plantares interno y externo, consiguiendo un aumento de la superficie de apoyo y por lo tanto, una disminución de la presión parcial soportada por cada centímetro cuadrado de la piel plantar.

Causas

Según la etiología que sea, la alteración del pie cavo es distinta.

  •  Alteraciones óseas
  • Malformaciones congénitas: poco frecuentes.
  • Secuelas traumáticas: por la excesiva corrección del traumatismo, no por la intensidad del golpe.
  • Acciones mecánicas externas, como los vendajes en los pies, zapatos estrechos a niñas chinas que aumentan el cavo y acortan el pie, zapatos con tacón alto, etc.
  • Alteraciones cápsulo-ligamentosas
  • Retracciones cutáneas o musculares.
  • Artritis crónica juvenil.
  • Alteraciones neuromusculares
  •  Enfermedades heredo-degenerativas

Pie cavo esencial

Está presente en personas que practican atletismo, baloncesto, salto, ya que esta deformación permite más flexibilidad al pie.

Siempre que veamos un pie cavo hay que ver si hay una alteración neurológica (se asocian con mucha frecuencia a espina bífida no detectada, alteraciones mínimas de la médula) aún en sus formas más leves. (Anónimo, 2014)

Síntomas

  • Dolor en puntos de máximo apoyo
  • Desarrollo de callosidades en cabezas de metatarsos que indica síndrome de sobrecarga anterior.
  • Garra de dedos y bolsa serosa por irritación o callosidades.
  • Empeine alto que limita el uso del calzado.
  • Adormecimiento de los dedos de los pies.

 

Estudios para conocer la deformidad en un pie cavo

Estudio de la morfología del pie como las radiografías donde se pueden conocer cómo se encuentran las estructuras Oseas.

Estudio de la marcha o también conocido como estudio baropodométrico, para conocer la mayor concentración del peso y alteraciones al caminar.

Exploración neurológica y electromiografía para los casos donde el paciente exprese adormecimiento en dedos o alteración de la sensibilidad.

 

Tratamiento

  •  Como factor preventivo se pueden realizar ejercicios de estiramiento pasivo.
  •  Las plantillas ortopédicas con “barra retrocapital” y “talonera de descarga” son un excelente tratamiento preventivo para proteger las zonas de mayor concentración de peso y para generar soporte a puntos de dolor.

Las plantillas ortopédicas son también conocidas por ortesis plantares o soportes plantares que se colocan dentro del calzado y que pueden utilizarse para prevenir las úlceras en el pie en los enfermos diabéticos tienen dos funciones básicas: repartir las cargas soportadas por el pie, una distribución adecuada sobre toda la planta y almohadillar el apoyo de las zonas donde éste es inadecuado. El reparto de las cargas plantares es especialmente importante cuando existe pie cavo, en el que el apoyo se realiza exclusivamente en el talón y en el antepié.

El almohadillado y confort plantar que proporciona la plantilla ortopédica también tiene una función muy importante en las cabezas de los metatarsianos, por tratarse de una zona especialmente desprotegida. Del mismo modo actúan sobre el borde externo del pie, cuando se trata de un pie supinado. En el Pié Diabético (PD) es frecuente observar una atrofia del almohadillado plantar. Esta atrofia se aprecia mejor en las zonas de la planta del pie, donde los huesos tienen una posición más superficial como ocurre en las cabezas de los metatarsianos y en la base y diáfisis del quinto metatarsiano. Las plantillas ortopédicas deben estar fabricadas en material blando, con el objetivo de intentar sustituir la almohadilla plantar anatómica que se ha atrofiado. Antes de prescribir las plantillas ortopédicas y el calzado adecuado en estos enfermos, es preceptivo realizar una historia y exploración clínicas minuciosas que nos aporten información sobre el balance articular y muscular y que permita identificar aquellos pies que tienen riesgo en su evolución de sufrir una úlcera plantar. (García & Zamudio , 2020)

  • Zapatos largos con puntera ancha que le permita a los dedos del pie tener mayor espacio.
  • Para los casos donde el pie cavo es grado tres y genera molestias e incapacidad para las actividades del día a día el tratamiento quirúrgico es una alternativa

En la clínica de evaluación del pie Mediprax es posible detectar por medio del escáner de baropodometría el nivel de pie cavo que presenta una persona y así darle una solución para su día a día, los pies son una parte importante del cuerpo humano, debido a que  soporta nuestro peso, cansancio o dolor.

La plantilla ortopédica a medida que se realice debe ser elaborada con materiales suaves, confortables y que permitan una mejor absorción de los impacto al caminar sobre la acera o una zona irregular.

Referencias

Anónimo. (2014). Deformidades del pie . Obtenido de https://www.ucm.es/data/cont/docs/420-2014-02-18-26-Deformidades-del-pie.pdf

Anónimo. (s.f.). Pie cavo. Obtenido de 2014: https://www.ucm.es/data/cont/docs/420-2014-03-28-27%20Pie%20cavo.pdf

García, I., & Zamudio , R. (2020). Ortesis, calzado y prótesis . Obtenido de http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-bio/ortesis_calzado_y_protesis.pdf