¿Qué son los callos y callosidades?

Los callos y callosidades son la respuesta de la piel para protegerse de fricción o presión constante, provocando que la zona afectada forme una capa dura y gruesa de piel, por lo general se forman en las palmas de las manos o las plantas de los pies.

Para las personas que no presenta problemas de salud pueden asistir al podólogo para recibir tratamiento para los callos y las callosidades en la planta del pie, pero, lo más efectivo es conocer el factor causal, por medio del estudio baropodométrico se determinan los puntos de mayor presión generados por alteraciones en la pisada.

En el caso de las personas diabéticas, con artritis reumatoide o problemas de circulación, presentan un mayor riesgo de tener complicaciones a causa de los callos y las callosidades que se pueden convertir en mal perforante plantar (úlcera neuropática, es la complicación más grave de la neuropatía diabética. Esta lesión ulcerosa en el pie diabético puede tener su origen en la neuropatía motora, sensorial o autónoma)2.

Síntomas:

  • Zonas de piel gruesa y dura.
  • Protuberancia dura y elevada.
  • Sensibilidad aumentada en la zona.
  • Dolor debajo de la piel.
  • Piel cerosa, escamosa o seca.

¿Qué diferencia hay entre un callo, una callosidad y un mal perforante?

  • Los callos son más pequeños que las callosidades y tienen un centro duro rodeado de piel inflamada. Los callos suelen aparecer en la parte de los pies que no soporta peso, como las puntas y los costados de los dedos e, incluso, entre los dedos. También pueden encontrarse en puntos que soportan peso. Los callos pueden ser dolorosos cuando se ejerce presión sobre ellos2.
  • Las callosidades rara vez son dolorosas. En general, se forman en las plantas de los pies, especialmente debajo de los talones o la región metatarsiana, en las palmas o en las rodillas. Las callosidades varían de tamaño y forma, y con frecuencia son más grandes que los callos2.
  • Mal perforante plantar: Esta lesión es la más característica del pie diabético. Ella es debida a los microtraumatismo repetitivos debidos a la neuropatía. Son úlcera por aumento de presión. Por lo que se en la zona de presión del pie y no duele. Su aspecto es de hiperqueratosis alrededor y fondo de granulación. El mal perforante plantar o ulceraciones neuropáticas ocurre en neuropatías que alteran la sensibilidad dolorosa. Las localizaciones más frecuentes son los talones, los dedos y las cabezas de los metatarsianos. La ulceración suele ser totalmente indolora, estar rodeada de un área de hiperqueratosis y acompañarse de trastornos de la sudación. hereditarias. La ulceración comúnmente se acompaña de sensación de dolor. Algunas veces, la ausencia de sensibilidad es un indicio de la causa de la ulceración1.

Factores causales para la aparición de callos y callosidades

Presión y fricción repetitiva es la principal causa de la aparición de los callos y callosidades, a continuación, se enlistan las causas:

  • Uso de calzado inadecuado, los zapatos demasiado ajustados o de tacón alto generan compresión excesiva en zonas como el empeine, en los laterales de los dedos principalmente en el primer dedo conocido como el dedo gordo del pie o el quinto dedo el más pequeño de los dedos del pie, incluso también utilizar zapatos más grandes puede generar callosidades debido a que el pie se puede resbalar constantemente y frotarse contra el zapato.
  • Tener mucho cuidado con el zapato que se elija buscar que no tenga costuras, ya que esas zonas pueden ser puntos que provoquen lesiones en la piel.
  • Incluso el utilizar zapatos sin calcetines puede ser un factor en la aparición de callos y callosidades debido a que la piel queda en contacto directo con los materiales del zapato.
  • Calcetines que queden flojos se pueden enrollar dentro del zapato y también ser puntos de presión y fricción.
  • Inadecuada distribución del peso corporal en la planta del pie derivados a pie plano, pie cavo, genu valgo, genu varo, coxa vara, coxa valga, hiperextensión de rodillas, dismetrías pélvicas, etc.

De acuerdo a Mayo Clinic se enlistan los factores de riesgo para la aparición de callos y callosidades

  • Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de que tengas callos y callosidades:
  • Juanetes: Un juanete es una protuberancia ósea anormal que se forma en la articulación de la base del dedo gordo del pie.
  • Dedo del pie en martillo: El dedo del pie en martillo es una deformidad en la que el dedo se dobla como una garra.
  • Otras deformidades del pie. Algunas afecciones, como los osteofitos, pueden provocar un roce constante dentro del zapato.

Para tratar de manera efectiva los callos y callosidades en la planta del pie es importante conocer el principal factor causal que van desde uso de zapatos inadecuados, hasta problemas en la pisada, mediante el estudio baropodométrico se conoce la distribución del peso corporal en la planta del pie y con la adaptación de plantillas ortopédicas se logra liberar la hiperpresión generada por concentración de peso en esa zona y distribuirla de manera unitaria de acuerdo a parámetros de normalidad.

Nuestra clínica de evaluación del pie en Puebla cuenta con tecnología de punta para la evaluación y realización de prótesis personalizadas,  plantillas ortopédicas a medida y todo tipo de artículos ortopédicos, te atendemos con gusto.

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.

Referencias

  1. Baños, M. (17 de Septiembre de 2015). El mal perforante plantar. Complicación grave del pie diabético. . Obtenido de Institut Catalá Del Peu: https://www.institutcataladelpeu.com/el-mal-perforante-plantar-complicacion-grave-del-pie-diabetico/

2. Mayo Clinic. (s.f.). Callos y callosidades. Obtenido de Mayo Clinic: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/corns-and-calluses/symptoms-causes/syc-20355946