¿Qué son y cómo afectan las piernas arqueadas en los niños? (genu varo)

Durante los primeros 18 a 24 meses de vida, normalmente se presenta que las piernas de un niño se encuentren naturalmente arqueadas hacia los costados. Cuando el niño se encuentra parado con los pies juntos las rodillas están separadas. La cuestión histórica de “piernas arqueadas” o “genu varum” es demasiado común. Todo comienza al rededor  de los dos primeros años de vida, en donde, es común ver las piernas con las rodillas curvadas hacia adentro “genu valgum“. Cuando el niño está parado con los pies separados, las rodillas curvadas están cerca de unirse. Ambas condiciones, ya sean las piernas arqueadas y/o rodillas curvadas hacia adentro, son una etapa normal del crecimiento. Mientras el niño va creciendo, las piernas tienden gradualmente a enderezarse. Usualmente para la edad de los 10 años, las piernas ya se encuentran derechas, de lo contrario sugerimos acudir a una clínica de evaluación del pie en Puebla, para una mejor valoración médica. (ScottishRiteHospital, 2016)

Morley y Vankka & Salenius observaron en sus mediciones tendencia al genu varo de 0 a 3 años, genu valgo de 3 a 6 años con normalización progresiva a partir de los 7 años, conservando los 7º de valgo fisiológico del eje mecánico del miembro inferior. 

Genu Varo fisiológico 

Esto se trata de una incubación de los miembros inferiores con convexidad externa. Su punto más extremo se encuentra a nivel de las rodillas. Los papás normalmente se preocupan por el espacio grande localizado al nivel de ambas rodillas, la marcha rodante y la introversión del pie que se debe fundamentalmente a la torsión tibial interna. Lo más importante está en saber distinguir las deformidades constitucionales o mejor dicho “fisiológicas” de las patológicas, con la ayuda de un especialista en ortesis y prótesis, teniendo muy en cuenta que solo el 1-2% de las extremidades anuladas son patológicas.

La presencia de genu varo marcado después de los 4 años de edad puede tomarse en consideración con algo ANORMAL. Durante los 3 primeros años de vida puede ser complicado definir la diferencia entre genu varo fisiológico y patológico. Asociado a una torsión tibial interna que puede exacerbar la deformidad.

Genu Varo patológico

Esta es una afección donde las rodillas tienen una separación preponderante, incluso cuando se esta parado con los pies y los tobillos juntos, también conocida como piernas arqueadas. Dicha afección se distingue cuando, viendo al niño de frente, los tobillos se tocan y las rodillas se separan entre si. Las piernas se encuentran completamente arqueadas hacia afuera, esto es normal hasta los 2 años de edad, siempre y cuando la separación entre las rodillas no supere los 2 centímetros. Recordemos que un diagnóstico temprano puede hacer la diferencia para un tratamiento adecuado y menos complicado ante estas afecciones, y lo ideal es consultar una clínica de evaluación del pie en Puebla para hacerlo.

Causas comunes de este síntoma

El arqueamiento de piernas puede tener causas que no se deben a una enfermedad subyacente. Por ejemplo, una variación fisiológica normal.

Es necesario buscar atención médica cuando: 

– Cuando persiste a los 3 años.

– Cuando las rodillas sean asimétricas.

– Cuando se acompañe de una talla muy por debajo de lo normal.

– Cuando haya otras alteraciones en la salud del niño.

– Si aparece después de un traumatismo.

– El dolor en las articulaciones interfiere con las actividades

¿Qué es lo que hay que tener en cuenta ante la presencia de genu varo? 

Para distinguir la forma patológica se deben utilizar como signos de alarma la persistencia del genu varo por encima de los 4 años, los antecedentes familiares, la progresión del deseje, la asimetría, la discrepancia de longitud, la laxitud articular generalizada y la baja talla. 

En el interrogatorio se debe investigar datos de incidencia familiar del genu varo y de otras deformidades de las extremidades. La historia de progresión rápida sugiere un cuadro patológico y no fisiológico. Los pacientes que presentan condiciones fisiológicas características, sin evidencias de patologías asociadas, generalmente no requieren estudios complementarios . Se sugiere realizar fotografías de las extremidades, para evaluar el efecto del tiempo en la evolución de la desviación. Se debe observar la alineación de los miembros en la bipedestación y la marcha.

En la manifestación típica, las radiografías son generalmente innecesarias para determinar la naturaleza fisiológica de la deformidad, aunque pueden mostrar un aparente retraso en la osificación del lado medial de la epífisis distal del fémur y la tibia proximal, con ensanchamiento de la metáfisis femoral distal medial. La fisis tiene una apariencia normal y el estudio radiográfico se puede indicar si la deformidad en varo persiste más allá de los 24 meses de edad. (Baroni, 2020)

DIAGNOSTICO GENU VARO FISIOLOGICO

Presentan leve tendencia a la rotación tibial interna, en donde la incurvación es generalizada tanto en el femur como en la tibia. En caso de necesidad como se mencionó, puede confirmarse radiológicamente para descartar otras causas de angulación. Se debe establecer la medición de la distancia entre los cóndilos femorales internos, que no debe sobrepasar los 6 cm (3 a 4 dedos del examinador). Evaluar el ángulo muslo-pierna lateral, donde la línea del centro de gravedad normalmente pasa entre el primero y segundo metatarsiano. En el genu varo se encuentra entre el tercero y el quinto metatarsiano. Observar al niño caminando y en la fase de apoyo bipodálico de la marcha, buscar el impulso o tirón lateral. En el genu varo fisiológico el impulso lateral en la rodilla generalmente no aparece. Cuando lo hace se debe pensar en insuficiencia de los ligamentos laterales de la rodilla, con gran posibilidad que la deformidad progrese (tener presente la evaluación de la laxitud articular generalizada). El ángulo metafiso-diafisario tibial proximal que se valora en el genu varo fisiológico es menor de 11º, mayor a 16º incrementa la probabilidad de diagnóstico de genu varo patológico. De acuerdo a los trabajos de Drenan, el ángulo metafisario proximal tibial puede indicar progresión: 

– < 10º 95% posibilidades de ser fisiológico.

 – >16º 95% posibilidades de ser patológico

El genu varo fisiológico no requiere un tratamiento especifico, solo mantener cierto control, utilizando plantillas ortopédicas en Puebla que encuentras fácilmente en una clínica de evaluación del pie.

En los pequeños de más edad o con una deformidad llamativa, podemos recurrir a la colocación de férulas personalizadas para dormir, para evitar que se complique la deformación, y en los casos de alteración de una sola pierna, se deberá realizar un seguimiento exhaustivo del niño y plantear una operación quirúrgica, pero no antes de que cumpla 14 años.

En cuanto a la adopción de otras medidas que puedan mejorar o acentuar la deformidad, es importante recordar que la postura en la que el niño duerma o se siente no repercute en la evolución del genu varo. Lo que si puede influir son los problemas con el peso, por ejemplo, la obesidad. Un niño obeso, cuando esta acostado, no puede juntar los muslos, debido a su grosor y a que tienen la cadera en anteversión, es decir, con las puntas de los pies mirando a los extremos de fuera, que le obligan a tener las piernas arqueadas. También al caminar puede tener problemas, ya que el grosor de los muslos suele provocar la separación de las rodillas, causando un genu varo que suele ser transitorio hasta que se fortalezcan los cartílagos articulares.

(Villafranca, 2020)

Nuestra clínica de evaluación del pie en Puebla cuenta con tecnología de punta para la evaluación y realización de plantillas ortopédicas a medida, te atendemos con gusto.

¡Síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevas técnicas y testimonios de nuestros pacientes!

Creemos en servir para el bien ser, personalizando tu felicidad con cambios de vida extraordinarios.

Referencias

Baroni, E. L. (2020). Medicina familiar infantil. Obtenido de GENUVARO? VARO FISIOLOGICO: http://www.medicinainfantil.org.ar/images/stories/volumen/2013/xx_2_133.pdf

ScottishRiteHospital. (2016). Scottish Rite Hospital. Obtenido de Piernas Arqueadas (“Genu Varum”) Rodillas Curvadas: https://scottishritehospital.org/getattachment/faaadc7b-8cb9-4b3e-83df-db17a9e16148/Bowed-Legs-(Genu-Varum)-Knocked-Knees-(Genu-Valgum)-Spanish.pdf

Villafranca, M. (2020). Guia del niño. Obtenido de CÓMO SE CORRIGEN LAS PIERNAS ARQUEADAS EN LOS NIÑOS: https://www.guiadelnino.com/salud/talla-y-peso-en-ninos/como-se-corrigen-las-piernas-arqueadas-en-los-ninos